• Operación Renta 2019
Artículo:

Operación Renta 2019

20 marzo 2019

A diferencia del año anterior, este segundo año de aplicación de la actual Reforma Tributaria ha sido más ordenado, en el sentido de que el SII informo con bastante anticipación las fechas de vencimiento de declaraciones juradas mediante la Resolución Exenta Nº70 emitida el 31 de agosto de 2018, así como las instrucciones para su confección y modificaciones mediante el suplemento publicado el 31 de octubre de 2018, permitiendo de esta manera estar mejor preparados para estos cambios.

 

NOVEDADES 2019


 

DESAFÍOS 2019


La principal complicación sigue siendo la correcta determinación del registro Empresarial RAI, esto trae consigo el control de los dos grandes conceptos que lo componen: Capital Propio Tributario y Capital Aportado. 

Respecto del primero, lo más importante es su correcta determinación, considerando las variaciones que pudieron existir entre un año y otro, lo cual validará de cierta manera que la determinación de dicho Capital sea razonable.

 

El foco de fiscalización aplicado por el SII no estaba orientado a modificar el Capital Propio Tributario, por lo cual, al momento de cambiar los Resultados Tributarios declarados y el Formulario 22, el mencionado Capital pasaba al olvido generando inconsistencias al momento de su validación. Se debe mantener un completo control del Capital Aportado. Traduciéndose en el control de los desembolsos efectivos realizados por los socios o accionistas, lo cual, de acuerdo a lo indicado por la LIR y jurisprudencia administrativa del SII se consideran aumentos de capital.

 

 


Contar con los respaldos que acrediten dichos aumentos, tales como comprobantes de depósitos en las cuentas de la sociedad y su correcta contabilización. La antigüedad de las sociedades ya que en algunos casos es bastante considerable, por lo cual los criterios contables aplicados a la modificación de la cuenta de Capital distorsionan los montos del mismo, así como la escasez de los respaldos que lo acreditan.  

 

RESUMEN: Los dos puntos mencionados anteriormente, producen que la determinación del RAI sea compleja, y por lo tanto, las utilidades y créditos distribuidos a los socios o accionistas, para sus Impuestos Finales, puedan ser eventualmente cuestionados.

Se debe tener presente que de acuerdo con la estructura procesal  en Chile,  la carga de la prueba recae siempre en el contribuyente.

Por lo tanto si el contribuyente no prueba la efectividad de las operaciones cuestionadas por el SII, subsiste el carácter irregular de la información incorporada en su contabilidad, así como la calificación maliciosa de sus declaraciones. Por tanto, el plazo del SII para revisar los antecedentes se extiende de tres a seis años.

En el caso de las  Perdidas de Arrastre, es necesario señalar que la sociedad debe contar con el sustento de dichas perdidas, esto implica que deben estar a disposición del SII; los libros legales, facturas, contratos y otros documentos desde el año en el cual se origina la pérdida. En este sentido, debemos señalar que no existe plazo de prescripción para que el organismo fiscalizador pueda revisar el sustento de la pérdida tributaria.

 

¿INCERTIDUMBRE?


En materia Tributaria cualquier cambio en la norma genera incertidumbre, sin embargo al estar adportas al proceso AT 2019 es poco probable que existan cambios relevantes  para este año tributario.

Ahora bien respecto del Proyecto de Modernización Tributaria que se encuentra en tramitación en el congreso, si se aprueba durante este año comercial 2019 alguna de sus propuestas, los efectos relacionados a estos cambios se verán reflejados en la declaración de impuestos del AT 2020.